1 º
Brooks, Koepka

-16

2 º
Tiger, Woods

-14

3 º
Adam, Scott

-13

4T º
Jon, Rahm

-11

4T º
Stewart, Cink

-11

6T º
Francesco, Molinari

-10

6T º
Gary, Woodland

-10

6T º
Justin, Thomas

-10

6T º
Thomas, Pieters

-10

10T º
Rafa, Cabrera Bello

-9

10T º
Tyrrell, Hatton

-9

12T º
Brandon, Stone

-8

12T º
Chez, Reavie

-8

12T º
Daniel, Berger

-8

12T º
Jordan, Spieth

-8

12T º
Kevin, Kisner

-8

12T º
Rickie, Fowler

-8

12T º
Shane, Lowry

-8

19T º
Jason, Day

-7

19T º
Jason, Kokrak

-7

19T º
Julian, Suri

-7

19T º
Justin, Rose

-7

19T º
Kevin, Na

-7

19T º
Matt, Wallace

-7

19T º
Webb, Simpson

-7

19T º
Zach, Johnson

-7

27T º
Branden, Grace

-6

27T º
Dustin, Johnson

-6

27T º
Patrick, Cantlay

-6

27T º
Ryan, Fox

-6

31T º
Chris, Kirk

-5

31T º
Dylan, Frittelli

-5

31T º
Emiliano, Grillo

-5

31T º
Ian, Poulter

-5

35T º
Billy, Horschel

-4

35T º
Hideki, Matsuyama

-4

35T º
J.J., Spaun

-4

35T º
Pat, Perez

-4

35T º
Russell, Knox

-4

35T º
Tommy, Fleetwood

-4

35T º
Xander, Schauffele

-4

42T º
Ben, Kern

-3

42T º
Brandt, Snedeker

-3

42T º
Charl, Schwartzel

-3

42T º
Jimmy, Walker

-3

42T º
Keegan, Bradley

-3

42T º
Martin, Kaymer

-3

42T º
Sungjae, Im

-3

42T º
Tony, Finau

-3

50T º
Andrew, Landry

-2

50T º
Austin, Cook

-2

50T º
Brice, Garnett

-2

50T º
Rory, McIlroy

-2

50T º
Russell, Henley

-2

50T º
Seungsu, Han

-2

56T º
Byeong, Hun An

-1

56T º
Cameron, Smith

-1

56T º
Thorbjørn, Olesen

-1

59T º
Andrew, Putnam

0

59T º
Eddie, Pepperell

0

59T º
Jhonattan, Vegas

0

59T º
Ollie, Schniederjans

0

59T º
Ryan, Moore

0

59T º
Satoshi, Kodaira

0

65T º
Adrian, Otaegui

1

65T º
Chris, Stroud

1

65T º
Kevin, Chappell

1

65T º
Mike, Lorenzo-Vera

1

65T º
Ross, Fisher

1

65T º
Yuta, Ikeda

1

71T º
Brian, Harman

2

71T º
Charles, Howell III

2

71T º
Jim, Furyk

2

71T º
Joaquin, Niemann

2

71T º
Marc, Leishman

2

71T º
Nick, Watney

2

71T º
Ted, Potter, Jr.

2

78 º
Vijay, Singh

3

79 º
Brian, Gay

7

80 º
Scott, Brown

9

130 º
Louis, Oosthuizen

0

Noticias

Varios

Domingo… ¿Decisivo?

Junio 26, 2018, 10:59 pm

Por Fernando Garza (@fergarzagolf)

Famoso es el dicho de “El Masters no se inicia sino hasta los últimos nueve hoyos del domingo”. Una frase muy cierta, ¿o no?

La reflexión originada por esta frase, que se repite constantemente cada segundo domingo de abril, es ineludible. Sobre todo esta semana de junio. Extraño, ¿verdad?

Técnicamente la frase tiene que ver con el hecho de que Augusta National provee, por su diseño y posición de las banderas el domingo, oportunidades palpables para dar alcance, presionar, desbancar o bien, tirar el torneo en esos últimos nueve hoyos (véase Seve en 1986, hoyo 15; Spieth en 2016, hoyo 12; Norman en 1996 durante todo el back nine). Ese es uno de los detalles (de cientos) que hacen especial este torneo. TODO puede pasar.

¿Quién no recuerda al “Golden Bear” salir de su período de hibernación para, con un 30 en la vuelta, ganar la sexta y última chaqueta verde de su palmarés en 1986? Mágico e inolvidable.

Pues los domingos están hechos para ganar torneos, ¿cierto? Es importante cerrar, claro está, pero yo pienso distinto. Para mí, los domingos son para re-confirmar lo que ya planificaste, lo que ya trabajaste, lo que ya deseaste… es decir, son para responsabilizarte de tus sueños.

Te explico.

Lorena, nuestra Lorena, salió el domingo en St. Andrews, allá en 2007, con una paz que recorría todo su swing, su tempo. Todo eso era posible porque anotó un 67 el primer día. Eso es lo que se llama GOLPE DE AUTORIDAD. Claro, había que demostrar que esa gran ronda no era casualidad y que se podía mantener el nivel el resto del torneo, pero el mensaje del jueves fue absolutamente decisivo. Así, con un 74 en la última vuelta, cumplió un sueño ganando su primer major.

Pero esto se gestó en los lunes en que Lorena, con una disciplina emulando las gestas nórdicas del siglo XII, entrenaba ocho horas (!) para después estudiar y así poder complementar su aventura desgastante en la Universidad de Arizona. Esa categoría para cerrar los torneos también se desarrolló los martes que no pudo asistir a la fiesta sorpresa de su madre en Guadalajara, por estar participando en un torneo en algún Estado del Sur de la Unión Americana.

Aún cuando ganó ese major tan esperado, lo que convertiría a LORENA en leyenda era lo que hacía el lunes, martes, miércoles y días subsecuentes: contar su historia, compartirla, atender a los medios, mantener el perfil bajo, aceptar los reconocimientos con humildad, agradeciendo siempre las oportunidades que había encontrado y capitalizado en su vida.

¿Ven? Los domingos son decisivos en deportes como el golf, pero lo que pasa de lunes a sábado es igual de importante. Antes y después del triunfo.

Roberto DeVicenzo, que un día domingo hace 50 años olvidó revisar una pequeña tarjeta en la cual su amigo Tommy colocó un 4 cuando debió ser un 3 en ese duro hoyo 17 de Augusta. El argentino tuvo la valentía de aceptar, en el calor de los hechos, que la culpa había sido de él y de nadie más (lo cual fue real).

¿Y qué hizo Roberto el lunes siguiente? “El Maestro” decidió dar vuelta la página de ese doloroso libro, con todo su foco en los siguientes torneos.

Jhonny, en tanto, recuerda el ejemplo de su padre con una nostalgia que asemeja al país. Revive el swing que comenzó a emular de su padre a los siete años frente a unos barriles de petróleo. Se vivían tiempos de paz, de abundancia para el país…sí, era otra Venezuela aquella. Jhonny soñó y de pronto ya estaba ante la oportunidad de embocar y ganar en el playoff su primer titulo del PGA Tour en el Bob Hope Classic, allá por 2011. Sí, “Hope” para Venezuela.

¿Y Angel? Con una niñez en escasez, pero con un deseo más grande que toda la provincia de Córdoba. En 2009 se atrevió a ganar el torneo más exclusivo del orbe y aprovechó para decirle lo siguiente a un buen amigo de los medios, ya enfundado en la tradicional prenda verde: “¿Qué tal se ve un caddie con esta chaqueta?

Sí, Villa Allende lo vitoreaba, de día, de noche, de lunes a domingo.

Claro, hubo que ganar ese playoff y embocar desde lugares donde nadie creía, pero ese triunfo realmente se gestó cuando Angel daba sus primeros swings, un miércoles cualquiera, con un bastón que había encontrado por ahí en el campo cerca del barrio. Y claro, sendos 68’s jueves y viernes fueron clave para dejarlo en posición de hacer lo que hasta ese momento era impensable: un latinoamericano terminando el día domingo vestido de verde. Un argentino. Un caddie, como dijo él.

Por estas historias que recordamos hoy en este texto, les digo lo siguiente: el domingo que viene en México es trascendental. Lo es porque está en juego nuestro presente, nuestro futuro y el de nuestros hijos. No olviden que para votar, hay que leer, comparar, entender, comprometerse con el bien común y documentarse. Así evitamos actuar de manera visceral (¡Ya ven a Phil en el US Open!).

El domingo, evidentemente, será decisivo, pero será más importante (como lo fue para Lorena, Roberto y Angel), la manera en que actuamos a partir de que se den a conocer los resultados. Los días, semanas y meses venideros.

Nada es para siempre. No seamos fatalistas. Tenemos un gran país y una gran región, pero comencemos con nuestra disciplina en pequeñas cosas, triunfos diarios, ocultos y en silencio. No corromper, tirar menos basura, cumplir la ley, ayudar al prójimo, ser honestos en nuestros trabajos. Predicar con el ejemplo. Educar a nuestros hijos. Valorar los oficios. Darle el paso al peatón. Respetar. Creer…

Todas estas cosas se hacen los lunes, martes o miércoles, jueves, viernes o sábados.

Mientras sigamos pensando que aunque actuemos de manera equivocada la mayor parte de nuestro tiempo y que actuando “correctamente” el domingo podemos salvar el pellejo, estamos mal. A los golfistas nunca les pasó. Si ven a alguno triunfar el domingo es por su trabajo hecho el resto de la semana. El resto de su vida. Sí, el deporte es un gran motor de unión en un país. Ganar por la patria, perder por la patria. Aprendiendo, mejorando, dejándolo todo.

¿Cuántas veces han, nuestros hermanos venezolanos, tratado de cambiar su realidad por medio de las urnas, sin éxito? Valoremos que tenemos eso…

Que gane el mejor, menos peor, o como le quieran llamar. El futuro seguirá estando en las manos de nosotros, los ciudadanos, todos los días de la semana y no solo este domingo.

Esperanza. Viva México.

Archivos de columnas de Fernando Garza.

redes sociales