1 º
Steve, Stricker

-26

2 º
Shane, Lowry

-24

3 º
Pat, Perez

-22

4T º
Brendan, Steele

-21

4T º
Gary, Woodland

-21

4T º
Nicholas, Thompson

-21

7 º
Tom, Watson

-19

8 º
Dustin, Hunter Johnson

-18

9T º
Kyle, Stanley

-17

9T º
Matt, Kuchar

-17

11 º
Kevin, Kisner

-16

12 º
Billy, Horschel

-15

Noticias

PGA Tour Latinoamérica

El Aberto do Brasil regresa esta semana al Campo Olímpico de Río con Niemann entre los protagonistas

Octubre 11, 2017, 10:48 am

Por segundo año consecutivo el Aberto do Brasil tiene como escenario el Campo Olímpico de Golf de Río de Janeiro, cancha donde hace apenas 14 meses el golf hizo historia al reaparecer dentro del Programa Olímpico en los Juegos de Río 2016. El Par-71 de 7,128 yardas que diseñó Gil Hanse es un campo de clase mundial y los jugadores del PGA TOUR Latinoamérica parecen encantados de tener la oportunidad competir aquí nuevamente.

“Tenemos mucha suerte de estar jugando aquí esta semana. Es un test increíble, un gran campo, con muy buenos hoyos de golf. Es una oportunidad única y todos estamos muy emocionados”, dijo el estadounidense Tee-K Kelly, uno de los 132 jugadores de 15 países que esta semana también lucharán por el título del Bupa Challenge.

El novato de 23 años figura entre quienes jugarán aquí por primera vez. Otros 45 jugadores en el field estuvieron presentes el año pasado en Río, pero entre ellos solo el mexicano Rodolfo Cazaubón tuvo el honor de jugarlo durante el Torneo Olímpico de Golf que ganó el británico Justin Rose.

“Cuando llegué aquí el lunes lo primero que hice fue enviarle un video a mi hermano, quien fue mi caddie en las Olimpiadas. Obviamente tengo muy buenos recuerdos; tuve la oportunidad de jugar bastante bien y ojalá se repita esta semana”, dijo Cazaubón, quien firmó un total de 283 golpes (-1) para empatar el puesto 30° en Río 2016.

Construido sobre una superficie arenosa, sin árboles y sin rough, pero bien defendido por su longitud, sus ondulaciones y el viento, este campo guarda gran similitud con los llamados ‘sandbelts’ localizados en las afueras de Melbourne, Australia.

Los jugadores tienen claras las exigencias de un trazado concebido para poner a prueba a los mejores del mundo. El año anterior, el Campo Olímpico fue cómodamente el más difícil que se jugó en PGA TOUR Latinoamérica, con un promedio de golpes de 74.97 (+3.97).

“Jugar aquí en esta cancha es como jugar un major. Es muy difícil y todo el juego tiene que estar muy sólido, no te da ninguna ayuda”, afirmó el brasileño Rafael Becker, ganador de este evento en 2014 en Gavea Golf & CC en Río. “Esta semana hay que ser muy paciente y sobre todo pegar bien desde el tee. Hay hoyos muy difíciles en los que desde el mismo fairway te van a quedar hierros largos a greens muy complicados. Los bogeys van a venir, pero si empiezas a fallar los tiros de salida puedes hacer números muy altos”.

El campeonato contará con la presencia del chileno Joaquín Niemann (en la foto), número uno del mundo del ranking amateur y que recibió una invitación para participar en el Abierto Brasileño. El santiaguino de 18 años consiguió terminar en el puesto 21° del 111° Visa Open de Argentina 2016, resultado que intentará mejorar en su tercera aparición en un evento del PGA TOUR Latinoamérica.

Cabe mencionar que después del Aberto do Brasil, el promisorio golfista chileno jugará la segunda etapa de la Q-School del Web.com Tour a mediados de noviembre.

El 64º Aberto do Brasil será además el punto culminante en la carrera por el Bupa Challenge, una serie de cuatro eventos de la gira regional que antes tuvo paradas en Guatemala, Ecuador y la República Dominicana. Tee-K Kelly, campeón del Puerto Plata DR Open a principios de junio, comparte el liderato de esta competencia con su compatriota Curtis Yonke, campeón del Quito Open. (PGA Tour Latinoamérica – Golf Channel)

redes sociales