1 º
Kyle, Stanley

-6

2T º
Brooks, Koepka

-4

2T º
Daniel, Berger

-4

2T º
Paul, Casey

-4

2T º
Webb, Simpson

-4

6T º
Gary, Woodland

-3

6T º
Jon, Rahm

-3

6T º
Jordan, Spieth

-3

6T º
Justin, Thomas

-3

6T º
Russell, Henley

-3

11T º
Dustin, Hunter Johnson

-2

11T º
Jason, Dufner

-2

11T º
Justin, Rose

-2

11T º
Kevin, Kisner

-2

11T º
Pat, Perez

-2

11T º
Tony, Finau

-2

17T º
Jason, Day

-1

17T º
Matt, Kuchar

-1

17T º
Patrick, Reed

-1

17T º
Xander, Schauffele

-1

21T º
Adam, Hadwin

1

21T º
Marc, Leishman

1

23T º
Brian, Harman

2

23T º
Jhonattan, Vegas

2

25T º
Charley, Hoffman

3

25T º
Rickie, Fowler

3

25T º
Sergio, Garcia

3

28 º
Patrick, Cantlay

4

29 º
Hideki, Matsuyama

5

30 º
Kevin, Chappell

6

Noticias

Varios

El golf y su excesiva permisividad en los controles antidopaje

Marzo 15, 2016, 11:37 pm

Por Nina María Iniestra de la Riva (@Nina_Iniestra)

Sin lugar a dudas, el mundo del deporte está en shock. Es que tras la revelación del doping positivo de la tenista María Sharapova, cualquier atleta podría poner a temblar si es que está metido en esos trotes.

En resumidas cuentas, en su último examen de doping, Sharapova tenía en su torrente sanguíneo una sustancia que el año pasado no entraba dentro de los químicos prohibidos por la World Anti Doping Agency (WADA): el meldonium. Dicha sustancia, por desgracia, estaba en un medicamento que ella tomaba hace mucho tiempo, situación que su equipo olvidó advertirle.

Esta polémica obviamente la podemos trasladar al mundo del golf, donde recuerdo menos de cinco casos de doping en toda la historia. Y, sin dudarlo, creo que eso se debe a lo “relajado” que han sido los circuitos (en especial el PGA Tour) con respecto a este tema.

Catriona Matthew lo explica bien: “Ninguno de los principales circuitos ha tenido problemas o polémicas tan graves como en el tenis. De hecho, las sustancias prohibidas en la LPGA Tour son muchas menos que en otras disciplinas. Además, en ambos circuitos hay una línea de correos electrónicos por parte de WADA en la que nos dejan saber los componentes prohibidos y las razones por las que no se deben consumir.”

Respecto a esto, creo que las prohibiciones en el golf deberían ser igual de estrictas que en otros deportes. No olvidemos que hoy los golfistas también son atletas y deportistas de alto rendimiento, razón por la cual el desgaste físico es muy alto. Por ende, es probable que muchos no duden en consumir una que otra “cosita” que los recupere o los fortalezca un poco más.

Por último y como punto más importante, el golf estará en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016 y los jugadores saben que no se pueden dar el lujo de arriesgar una oportunidad tan grande. Ellos se someterán a exámenes mucho más exigentes que los del PGA Tour y LPGA Tour, en los que deberán demostrar que sus cuerpos están limpios de cualquier tipo de drogas.

Para evitar confusiones y polémicas, creo que es hora que gente como Tim Finchem (comisionado del PGA Tour, en la foto) se ponga más firme e introduzca pruebas sorpresa de sangre. Al final, por proteger a las figuras de su circuito puede verse en un problema si uno de sus jugadores termina dando positivo en el control antidopaje más estricto que se verá en Río 2016.

Ojalá que pronto existan cambios en la política antidopaje, por el bien del golf.

Archivos columnas de Nina Iniestra

redes sociales