1 º
Steve, Stricker

-26

2 º
Shane, Lowry

-24

3 º
Pat, Perez

-22

4T º
Brendan, Steele

-21

4T º
Gary, Woodland

-21

4T º
Nicholas, Thompson

-21

7 º
Tom, Watson

-19

8 º
Dustin, Hunter Johnson

-18

9T º
Kyle, Stanley

-17

9T º
Matt, Kuchar

-17

11 º
Kevin, Kisner

-16

12 º
Billy, Horschel

-15

Noticias

Varios

El perfil golfístico de Donald Trump, el nuevo presidente de Estados Unidos

Noviembre 10, 2016, 11:59 pm

Un ávido golfista ocupará el escritorio de la Casa Blanca a partir del 20 de enero de 2017. Por supuesto hablamos de Donald Trump, bien conocido por su gusto particular por el golf, un deporte al que le dedica buena parte de sus fines de semana.

Además, y como todos sabemos, el millonario estadounidense es dueño de varios campos de golf y aún administra muchos negocios relacionados con este deporte.

El caso de Trump es diferente. Periodistas de la revista Golf indican que el famoso empresario de 70 años y presidente electo de Estados Unidos “es un jugador de golf de toda la vida, y muy bueno”, tanto así que suelen compararlo con otro “inquilino” de la Casa Blanca muy conocido en los campos de golf como lo fue Dwight Eisenhower, único presidente norteamericano en convertirse en socio de Augusta National.

Por su parte, Trump juega hace varios años en el Winged Foot Golf Club, muy cercano a su localidad de origen en Nueva York y donde goza de múltiples acciones.

Reconocido mundialmente como un hombre de negocios con éxito en el sector inmobiliario, además de algunas incursiones en el mundo del espectáculo como dueño de la franquicia de Miss Universo y con apariciones en películas y “reality shows” como ‘El Aprendiz’, se estima que la fortuna de Trump asciende a los 3.7 miles de millones de dólares. Una buena porción de esa fortuna se debe a sus inversiones en el golf, pues se precia de poseer campos de golf en ciudades como Los Angeles, Miami, Washington, Bedminster, Fery Point, Pine Hill, Sterling, Westchester y Doonbeg.

Durante los últimos 10 años acogió en uno de sus campos de golf el WGC-Cadillac Championship, emblemático campeonato del mundo que solía desarrollarse en la primera semana de marzo en el Blue Monster Golf Course del Trump National Doral de Miami. Sin embargo, una contienda política durante su campaña presidencial que involucró ataques verbales contra los inmigrantes mexicanos forzó a la Federación Internacional de Golf y al PGA Tour a mudar el certamen hacia México, país donde se disputará en el futuro próximo.

Una situación muy similar pudo provocar que el US Women’s Open 2017 cambiara su sede del Trump National Golf Club de Bedminster tras las declaraciones “disonantes” del entonces candidato presidencial contra el electorado femenino. Además, su campo del Trump Turnberry fue sacado parcialmente de la rotación del Open Championship debido a su polémico comportamiento.

Sin embargo, ahora como presidente de Estados Unidos, se espera que un “conciliador” Trump mantenga las sedes del US Women’s Open 2017, del Senior PGA Championship 2017 (en Trump National Golf Club) y que Turnberry regrese a la rotación del Open Championship en la siguiente década. De igual forma, con sus nuevas funciones como presidente, es probable que el millonario estadounidense de 70 años delegue las operaciones diarias de sus campos de golf.

Con Jay Monahan como nuevo comisionado del PGA Tour a contar de 2017, será interesante ver de qué manera el ahora presidente Trump sigue manejando sus grandes influencias en el mundo del golf. (Golf Channel/Federación Colombiana de Golf)

redes sociales