1T º
Justin, Thomas

-7

1T º
Paul, Casey

-7

1T º
Webb, Simpson

-7

4T º
Gary, Woodland

-6

4T º
Jon, Rahm

-6

4T º
Justin, Rose

-6

4T º
Patrick, Reed

-6

8T º
Brooks, Koepka

-5

8T º
Jason, Dufner

-5

8T º
Xander, Schauffele

-5

11T º
Daniel, Berger

-4

11T º
Jason, Day

-4

11T º
Kevin, Kisner

-4

11T º
Pat, Perez

-4

15T º
Dustin, Hunter Johnson

-3

15T º
Jordan, Spieth

-3

15T º
Kyle, Stanley

-3

18T º
Adam, Hadwin

-2

18T º
Russell, Henley

-2

20T º
Sergio, Garcia

-1

20T º
Tony, Finau

-1

22T º
Matt, Kuchar

0

22T º
Patrick, Cantlay

0

24T º
Brian, Harman

2

24T º
Marc, Leishman

2

26 º
Hideki, Matsuyama

3

27T º
Charley, Hoffman

6

27T º
Jhonattan, Vegas

6

29 º
Rickie, Fowler

7

30 º
Kevin, Chappell

8

Noticias

PGA Tour Latinoamérica

Juan Alvarez, el amateur que maravilló en el Jockey Club: “Voy por el buen camino”

Noviembre 9, 2015, 7:14 pm

Con el clásico sello uruguayo de no darse por vencido en ninguna situación, el aficionado Juan Alvarez se dio a conocer este domingo al gran público del golf latinoamericano. Su gran actuación en el 110° VISA Open de Argentina presentado por OSDE, donde terminó segundo a un golpe de Kent Bulle, le dio la Copa Emilio Pereyra Iraola, al mejor amateur del torneo.

Su juego aguerrido, inserto en un envase pequeño pero potente, fue descubierto por el numeroso público que llegó al Jockey Club de Buenos Aires. Decidido a apostar todo a ganador, este joven nacido hace 22 años en un humilde barrio de Montevideo y criado junto al Club de Golf del Cerro se fue ganando el cariño de los argentinos y el favoritismo del público.

El águila al 15 fue la ovación más escuchada de la tarde y a partir de allí el público tomó partido por este joven que comenzó a jugar al golf a los cinco años de la mano de su padre, que era caddie en este campo ubicado a las orillas del Río de la Plata. “Gracias a mi padre comencé a jugar al golf, cuando era chico lo acompañaba y con un hierro-5 iba por toda la cancha tratando de pegarle a la pelotita”, dice recordando sus primeros pasos.

Ya enamorado del deporte y al ver el talento que tenía el “botija”, el Club lo incorporó a su Escuela de Menores y comenzó a apoyarlo. Después de un tiempo también la Asociación Uruguaya de Golf lo seleccionó para representar al país. “Mi primer viaje fue a Ecuador y allí me di cuenta que quería dedicarme a esto, a pesar de que nunca había viajado en avión y no sabía cómo viajar”.

Sus tiempos como aficionados fueron productivos y el Club de Golf del Uruguay también comenzó a apoyarlo. Allí conoció a Diego Pérez, profesional uruguayo y supo que quería seguir sus pasos. “Él es uno de mis ejemplos y también Tommy Cocha, que es un amigo y que también lo tengo como ídolo por su forma de ser y de jugar”.

Alvarez tuvo un fugaz paso como profesional, pero rápidamente al darse cuenta que había apurado su decisión volvió a ser amateur. El año pasado comenzó a trabajar con el argentino Rubén Llanes y su equipo que ordenaron su juego y rutinas. “Mi carrera cambió por completo cuando empecé a trabajar con Rubén, Sofi (Toccafondi), Raúl y Diego Pérez, ellos me hicieron cambiar mis hábitos de trabajo y me ordenaron. Soy muy agradecido con ellos con todo el tiempo que me dedican”, dice el “Bola 8”, tal cual lo conocen todos sus amigos.

Haberse puesto en posición de ganar el VISA Open de Argentina le disparó diversos sueños. “Pelear por el título no era mi objetivo al comienzo de la semana…primero era pasar el corte y después ganar la Copa al mejor aficionado. Pero después del hoyo 9 pensé que quizás podía ganar”,  aseguró el uruguayo.

Con ese desparpajo jugó los últimos hoyos apoyado en su putter, que apareció cuando más lo necesitaba. Alvarez llegó al hoyo final necesitando embocar un putt de tres metros para mantenerse en la pelea por el título, y lo hizo.

Su festejo con el puño cerrado fue el gesto aguerrido de un jugador que luchó toda su vida para llegar al camino que siempre soñó. Estas últimas dos semanas en el PGA TOUR Latinoamérica finalizó T7° y 2°, mostrando que el camino es el adecuado. Pero no quiere apurarse

Mi sueño es jugar en el PGA TOUR y esto solo hace ayudarme a dar cuenta que voy por el buen camino, pero como siempre digo tiempo al tiempo”, dijo quién fue el segundo uruguayo en ser el mejor aficionado del Abierto Argentino. El anterior fue Alvaro Canessa, también en el Jockey Club.

Cuando le toca describir su juego, el “Bola” asegura que su principal virtud está en el juego corto y en sus salidas. Mientras que su juego sobre el green es donde tiene que prestar más atención. “Tengo que meter mucho más, así que hay que practicar más el putter”. A pesar de que en los tres hoyos finales no le tembló el pulso y embocó para par para mantenerse vivo en la pelea.

Este año ya tiene múltiples victorias en distintos países de la región (Brasil, Argentina y Uruguay) y su ranking mundial (59°) es el mejor que ha tenido en su carrera, el cual lo ubica como el tercer mejor amateur de Sudamérica.

Pero su realidad no cambió para nada. Él sigue disfrutando de su familia: son siete hermanos y ya tiene sobrinos a quienes apoya y enseña a jugar al golf, vive en el barrio que lo vio crecer y no se olvida de sus orígenes. Nada más que ahora trabaja más y está decididamente enfocado en su futuro.

“Ahora trabajo por lo menos cinco horas por día, tengo una rutina y creo que estoy preparándome bien para lo que viene”. Los resultados están a la vista. Por delante tiene el Latin America Amateur Championship en enero en República Dominicana, con el premio de jugar el Masters como incentivo y luego del Mundial de Aficionados. Una vez que concluya estos importantes torneos podría llegar la hora de hacerse profesional.

“No quiero mirar más allá, solo quiero enfocarme en lo que tengo cerca”, concluyé con una frase que refleja también lo que fue su vida, la de un chico que creció en el esfuerzo y el sacrificio diario como objetivo para triunfar. De a poco lo fue logrando y así ya se atreve a empezar a soñar. (Marcos Virasoro/www.pgatourla.com – Foto: Enrique Berardi/PGA Tour)

redes sociales