1 º
Kyle, Stanley

-6

2T º
Brooks, Koepka

-4

2T º
Daniel, Berger

-4

2T º
Paul, Casey

-4

2T º
Webb, Simpson

-4

6T º
Gary, Woodland

-3

6T º
Jon, Rahm

-3

6T º
Jordan, Spieth

-3

6T º
Justin, Thomas

-3

6T º
Russell, Henley

-3

11T º
Dustin, Hunter Johnson

-2

11T º
Jason, Dufner

-2

11T º
Justin, Rose

-2

11T º
Kevin, Kisner

-2

11T º
Pat, Perez

-2

11T º
Tony, Finau

-2

17T º
Jason, Day

-1

17T º
Matt, Kuchar

-1

17T º
Patrick, Reed

-1

17T º
Xander, Schauffele

-1

21T º
Adam, Hadwin

1

21T º
Marc, Leishman

1

23T º
Brian, Harman

2

23T º
Jhonattan, Vegas

2

25T º
Charley, Hoffman

3

25T º
Rickie, Fowler

3

25T º
Sergio, Garcia

3

28 º
Patrick, Cantlay

4

29 º
Hideki, Matsuyama

5

30 º
Kevin, Chappell

6

LPGA Tour

Noticias

Llaneza y la dura vida en las giras menores: “A veces bromeamos que los caddies ganan más dinero”

Noviembre 28, 2015, 11:59 pm

La vida de los golfistas no siempre va ligada a los lujos y al éxito económico. Fuera de contados casos, la
mayoría de los jugadores no puede conseguir grandes ganancias durante una temporada, como es la situación que vive Alejandra Llaneza.

La mexicana contó parte de su realidad como jugadora en el sitio The Players Tribune, explicando algunos de
los gastos que debe hacer como jugadora profesional, particularmente en la última temporada donde militó en
el Symetra Tour.

“Una antigua y clásica broma en el tour es decir ‘Mi caddie ganó más dinero que yo esta semana! Ellos tendrán que pagar la cena’” escribió Llaneza luego de detallar el dinero que ocupan semana a semana: 500 dólares en inscripción por torneo o hasta 800 dólares en un caddie de experiencia por cada evento.

Otro de los esfuerzos que deben hacer los golfistas, según Llaneza, es el de moverse por Estados Unidos en vehículo, evitando los costos que implican los viajes en avión.

“Compartí un automóvil todo el año con otra golfista, Lili Alvarez, con quien tuvimos un viaje por carretera
permanente”, comentó la jugadora entre las situaciones que le ha tocado vivir durante el último año.

Pero hay otros aspectos que, pudiendo ser negativos, son considerados como favorables por la mexicana. Uno de ellos es la necesidad de vivir con ‘familias anfitrionas’ que residen cerca de los campos de golf.

“Este año, cuando viajaba al KPMG LPGA Championship, la aerolínea perdió mi maleta. Aterricé en una nueva ciudad con sólo mis palos de golf y la ropa que tenía puesta. Cuando llegué a la casa de mi familia anfitriona, la madre me dijo ‘no te preocupes cariño, mi hija es su tamaño!’ Terminé usando la ropa de su hija toda la semana.”

De todas formas, la oriunda de Ciudad de México ya no tendrá que pasar por estas situaciones. Al quedar en el séptimo puesto de la Orden al Mérito del Symetra Tour, ya tiene su puesto asegurado para la próxima temporada del LPGA Tour. Al menos, en ese circuito ya no debería sufrir los mismos problemas. (Golf Channel)

redes sociales