1 º
Marc, Leishman

-23

2T º
Justin, Rose

-18

2T º
Rickie, Fowler

-18

4 º
Jason, Day

-16

5T º
Jon, Rahm

-15

5T º
Matt, Kuchar

-15

7T º
Jordan, Spieth

-13

7T º
Tony, Finau

-13

9T º
Anirban, Lahiri

-12

9T º
Patrick, Cantlay

-12

9T º
Webb, Simpson

-12

12T º
Brooks, Koepka

-11

12T º
Cameron, Smith

-11

12T º
Chez, Reavie

-11

12T º
Francesco, Molinari

-11

12T º
Kevin, Chappell

-11

12T º
Lucas, Glover

-11

12T º
Pat, Perez

-11

12T º
Sergio, Garcia

-11

20T º
Luke, List

-10

20T º
Philip, Alfred Mickelson

-10

20T º
Ryan, Moore

-10

20T º
Scott, Brown

-10

20T º
Sean, O'Hair

-10

20T º
Xander, Schauffele

-10

20T º
Zach, Johnson

-10

27T º
Bud, Cauley

-9

27T º
Charl, Adriaan Schwartzel

-9

27T º
Charley, Hoffman

-9

27T º
Gary, Woodland

-9

27T º
Keegan, Bradley

-9

27T º
Stewart, Cink

-9

33T º
Bryson, DeChambeau

-8

33T º
Daniel, Berger

-8

33T º
Dustin, Hunter Johnson

-8

33T º
James, Hahn

-8

33T º
Jamie, Lovemark

-8

33T º
Paul, Casey

-8

33T º
Rafael, Cabrera Bello

-8

40T º
Adam, Hadwin

-7

40T º
Brian, Harman

-7

40T º
Hudson, Swafford

-7

40T º
Ian, Poulter

-7

44T º
Brendan, Steele

-6

44T º
Mackenzie, Hughes

-6

44T º
Martin, Laird

-6

47T º
Hideki, Matsuyama

-5

47T º
Justin, Thomas

-5

47T º
Kyle, Stanley

-5

47T º
Russell, Henley

-5

51T º
Grayson, Murray

-4

51T º
Henrik, Stenson

-4

53T º
Bill, Haas

-3

53T º
Kevin, Na

-3

53T º
Kevin, Tway

-3

53T º
Robert, Streb

-3

53T º
Sung-hoon, Kang

-3

58T º
Emiliano, Grillo

-2

58T º
Jason, Dufner

-2

58T º
Rory, McIlroy

-2

58T º
Si, Woo Kim

-2

62 º
Billy, Horschel

-1

63T º
Jhonattan, Vegas

0

63T º
Louis, Oosthuizen

0

65 º
Patrick, Reed

1

66 º
Ollie, Schniederjans

2

67T º
Charles, Howell III

3

67T º
Kevin, Kisner

3

69 º
Wesley, Bryan

4

Golf olímpico

Noticias

Lo positivo y lo mejorable que dejó el Golf Olímpico

Agosto 24, 2016, 6:32 pm

Por Nina María Iniestra de la Riva (@Nina_Iniestra)

Luego de unas semanas llenas de emociones, ahora nos toca esperar cuatro años para volver a disfrutar del Golf Olímpico (al menos la espera no será de 112 años). Ha sido todo un tema de análisis este esperado evento, ya que vimos muchas cosas interesantes y proyectables para futuros Juegos Olímpicos.

Y como era de suponerse, hubo cosas buenas y algunas no tan positivas. Por ende, haré una pequeña lista de los tres aspectos que me parecieron buenos y los tres que me parecieron mejorables.

Lo que debe cambiar

– Una de las cosas que a mi gusto no fue positiva fue el hecho de que no hubiera equipos y se haya jugado como individual, como un torneo más. Para mí, era el evento perfecto para hacer equipos de cada país y así disfrutar de un duelo entre naciones y no entre jugadores. Eso en cierta forma hubiera aumentado el interés del público casual.

– Si bien en Asia y Estados Unidos el Golf Olímpico causó interés, en Latinoamérica estuvo en un segundo o tercer plano. Claro, el hecho de no tener medallistas afectó, pero siento que solo los fanáticos de este deporte siguieron fielmente las alternativas de lo que sucedió en el Campo Olímpico de Golf.

En este punto, habrá que darle tiempo al golf para que se establezca en la región como deporte olímpico. Así como sucedió con el tenis en su momento.

– El tercer punto ya lo he mencionado muchas veces: prefiero que jueguen golfistas amateurs en combinado con algunos profesionales. La idea del Golf Olímpico es la difusión y la apertura de nuevos mercados potenciales para esta disciplina. Por eso pienso que los que podrán mantener este deporte en constante desarrollo serán las nuevas generaciones.

Esta ocasión lo vimos: hay deportistas que ponen otros compromisos sobre ser seleccionados olímpicos y es muy probable que un amateur nunca haga eso. Para mí este último punto es crucial, y si se maneja por equipos (un profesional con un amateur) será algo mucho más balanceado que lanzar al ruedo a gente en solitario a ver si pueden conseguir una medalla.

Lo bueno

– Me parece que el primer punto bueno a recalcar es la positiva experiencia que el campo olímpico le dio a los jugadores, pues la mayor parte realizó excelentes comentarios sobre el diseño y la dificultad de cada hoyo.

El diseño de Gil Hanse tuvo identidad con la ausencia de rough, un estilo links que invitaba al viento como factor y una velocidad de los greens que fue un elemento crucial a la hora definir a los medallistas. El hecho de tener una cancha que sea un gran reto para los jugadores es excelente, por lo que el Campo Olímpico de Golf pasó la prueba en el evento deportivo más importante del mundo

– El segundo punto bueno es que, definitivamente, se abrieron las puertas a las nuevas generaciones que en los siguientes cuatro años se van a preparar para buscar la posibilidad de participar en los próximos Juegos Olímpicos de Tokio (Emiliano Grillo y Gaby López son dos ejemplos). Ellos, al ser más jóvenes, le darán más valor al golf olímpico en comparación con los más veteranos, que tienen en su foco los majors.

Golfistas como Grillo y López también abrirán el paso a otras futuras estrellas. ¿Joaquín Niemann? ¿María Fassi? Probablemente los veamos en 2024 o antes en unos Juegos Olímpicos.

– Y el tercer factor positivo, que yo encontré excelente, es el hecho de que se dieran a conocer mundialmente jugadoras y jugadores que quizá no eran tan reconocidos. Quizás no era necesario ganar, pero con un tiro extraordinario, con una ronda que marque un récord, un swing peculiar, o una actitud que llamase la atención, era más que suficiente para generar seguidores. Después de todo, 120 golfistas ya son considerados como “olímpicos”. ¿Lindo, o no?.

Considero, como en todo, que siempre van a existir cosas positivas y negativas ante un nuevo desafío. Pero debemos concentrarnos en lo más importante: valorar el regreso de este maravilloso deporte a un evento tan hermoso como lo son los Juegos Olímpicos. Ojalá que el golf sea una de las atracciones principales en 2020 o 2024, así como lo es el tenis. Y con muchos medallistas latinoamericanos, obviamente.

Archivos columnas de Nina Iniestra

redes sociales