1T º
Justin, Thomas

-7

1T º
Paul, Casey

-7

1T º
Webb, Simpson

-7

4T º
Gary, Woodland

-6

4T º
Jon, Rahm

-6

4T º
Justin, Rose

-6

4T º
Patrick, Reed

-6

8T º
Brooks, Koepka

-5

8T º
Jason, Dufner

-5

8T º
Xander, Schauffele

-5

11T º
Daniel, Berger

-4

11T º
Jason, Day

-4

11T º
Kevin, Kisner

-4

11T º
Pat, Perez

-4

15T º
Dustin, Hunter Johnson

-3

15T º
Jordan, Spieth

-3

15T º
Kyle, Stanley

-3

18T º
Adam, Hadwin

-2

18T º
Russell, Henley

-2

20T º
Sergio, Garcia

-1

20T º
Tony, Finau

-1

22T º
Matt, Kuchar

0

22T º
Patrick, Cantlay

0

24T º
Brian, Harman

2

24T º
Marc, Leishman

2

26 º
Hideki, Matsuyama

3

27T º
Charley, Hoffman

6

27T º
Jhonattan, Vegas

6

29 º
Rickie, Fowler

7

30 º
Kevin, Chappell

8

Noticias

Solheim Cup

Lo bueno y lo malo que dejó la Solheim Cup 2017

Agosto 21, 2017, 9:43 pm

El fin de semana pudimos disfrutar de una Solheim Cup 2017 que dejó muchos temas en el tapete. Como suele ser habitual, el golf femenino le mostró al mundo que merece tanta o más cobertura que el golf masculino, a pesar de que en varias ocasiones el equipo estadounidense mostró ser bastante superior a la escuadra europea.

Sin más demora, compartimos tres puntos buenos y tres puntos negativos que dejó la Solheim Cup 2017, competición bienal que terminó con victoria de Estados Unidos por 16.5 unidades contra 11.5 de la escuadra del Viejo Continente.

Lo bueno

– Un espectáculo y organización de primer nivel: El Des Moines Golf & Country Club nos regaló un espectáculo de primer nivel mundial. Un récord de asistentes para una Solheim Cup brindó un gran ambiente que siempre se mantuvo bajo el marco del respeto y la deportividad.

¿Y el golf mismo? Sencillamente notable. Tanto las jugadoras jóvenes como las más veteranas de Estados Unidos brindaron una cátedra de golf por equipo. Además, la figura europea Anna Nordqvist mostró gran resistencia y fortaleza mental para ganar 3.5 puntos mientras combatía una mononucleosis.

No podemos dejar atrás los bailes de Danielle Kang, el inolvidable águila de Brittany Lang y el increíble tiro embocado para eagle por parte de Lexi Thompson durante su remontada contra Nordqvist en los singles, en un duelo que trajo recuerdos del Patrick Reed vs. Rory McIlroy de la Ryder Cup 2016.

– Juli Inkster, una capitana de lujo: Dos Solheim Cup y dos victorias para la leyenda californiana. La primera fue una remontada épica y la segunda resultó ser una victoria contundente. Además, sus elecciones de capitana rindieron frutos (Paula Creamer como suplente de última hora) y siempre se vio tranquila como la líder que es.

Deberíamos verla de regreso para la Solheim Cup 2019.

– Nueva sangre en el golf estadounidense: Sin lugar a dudas, Kang, Angel Yin y Austin Ernst le dieron nuevos bríos a las norteamericanas. Y si a eso le sumamos que Thompson apenas tiene 22 años… digamos que es hora que Europa se preocupe por desarrollar más jugadoras jóvenes, ya que Nordqvist y Suzann Pettersen no durarán para siempre.

Lo malo

– Gran nivel, pero poco drama: Hubo tirazos, grandes partidos y un ambiente espectacular. Sin embargo, faltó el drama y la polémica de 2015.

Desde los fourballs del viernes por la tarde parecía que Europa no tenía la profundidad de equipo para hacerle peso a Estados Unidos. Y justamente así fue.

– El evidente declive del Ladies European Tour pasó factura: La gestión del recién despedido Ivan Khodabakhsh al frente del LET fue un verdadero desastre. Se perdieron más de 10 torneos en tres años, suceso que sin lugar a dudas debilitó al equipo europeo en esta Solheim Cup.

Menor desarrollo de figuras; menor continuidad de juego; menor experiencia en situaciones límite. Todo eso perjudicó a las golfistas más jóvenes de Europa -excepto Georgia Hall y Charley Hull-, quienes demostraron que la Solheim Cup les quedó grande.

Es hora de que el LET se levante de su crisis para que, entre otras cosas, se incentive la paridad en la Solheim Cup. De momento, el camino parece bastante largo, aunque existen rumores de que Ladies European Tour podría recibir ayuda por parte del LPGA Tour y European Tour en el futuro próximo.

– Las selecciones de Annika Sorenstam no rindieron: Tres de sus cuatro selecciones de capitana se combinaron para ganar dos de ocho partidos. Muy poco podía hacer la leyenda sueca con la escasa actividad de algunas de sus jugadoras durante los últimos meses.

Además, es casi un hecho que Annika no volverá a ser capitana de Europa, ya que Catriona Matthew aparece firme como su eventual sucesora. (Golf Channel – Foto: LPGA Tour)

redes sociales