1 º
Paul, Casey

-12

2T º
Kevin, Kisner

-10

2T º
Xander, Schauffele

-10

4T º
Brooks, Koepka

-7

4T º
Justin, Thomas

-7

4T º
Patrick, Reed

-7

7T º
Jason, Day

-6

7T º
Jon, Rahm

-6

9T º
Gary, Woodland

-5

9T º
Justin, Rose

-5

9T º
Russell, Henley

-5

9T º
Webb, Simpson

-5

13T º
Dustin, Hunter Johnson

-4

13T º
Jordan, Spieth

-4

15T º
Kyle, Stanley

-3

15T º
Matt, Kuchar

-3

15T º
Sergio, Garcia

-3

15T º
Tony, Finau

-3

19T º
Daniel, Berger

-2

19T º
Jason, Dufner

-2

19T º
Pat, Perez

-2

22T º
Adam, Hadwin

1

22T º
Marc, Leishman

1

22T º
Patrick, Cantlay

1

25 º
Brian, Harman

3

26T º
Hideki, Matsuyama

6

26T º
Jhonattan, Vegas

6

28T º
Charley, Hoffman

7

28T º
Rickie, Fowler

7

30 º
Kevin, Chappell

10

Blogs

Boxeo

Deportes

Fútbol Americano

Mala conducta

Febrero 25, 2016, 1:00 pm

La fama hace que millones de ojos estén posados en tu persona, ¿qué pasa cuando das un paso en falso?

La lupa del escrutinio público se posó en el boxeador filipino Manny Pacquiao tras declaraciones más que desafortunadas sobre la homosexualidad. Esto le valió varios problemas no sólo con la comunidad LGBT (Lesbianas, Gays, Bisexuales y personas Transgénero), sino dentro del mundo de las luchas donde sus dichos fueron castigados por sus compañeros.

A pesar de las disculpas que ofreció el filipino, ahora vive otra consecuencia de sus peyorativos dichos. Nike decidió dejar de ser sponsor del boxeador. Mediante un comunicado de prensa la empresa sostiene que “encuentran los comentarios de Pacquiao aborrecibles”.

No es la primera vez que ésta, o cualquier otra empresa, ha tenido que retirar su apoyo a un deportista. Tiger Woods sabe bastante sobre perder sponsors. En medio de un escándalo sexual, el golfista perdió un estimado de $23 millones de dólares en publicidad, además de los $100 millones que perdió en el divorcio. Sin embargo, Nike fue una de las pocas compañías que siguieron junto al ex número 1.

Valorando también el poder de la redención, Nike volvió a contratar al mariscal de campo Michael Vick, tras servir una condena de 21 meses por poseer un ring de peleas caninas. En su momento la compañía dijo que si bien repudiaban las acciones de Vick, apoyaban los cambios positivos que estaba realizando fuera del campo de juego.

La cerealera Kellogg’s no fue tan comprensiva con el nadador Michael Phelps después que fotos suyas fumando marihuana salieran a la luz, “el reciente comportamiento de Michael no es consecuente con la imagen de Kellogg’s” fue la única declaración de la empresa. Phelps no sintió mucho este golpe y sigue siendo uno de los atletas más ganadores en Juegos Olímpicos de la historia.

El ex jugador de fútbol americano Rashard Mendenhall generó mucha controversia en su cuenta de Twitter tras el anuncio de la muerte de Osama bin Laden. En mensajes, hace ya mucho tiempo borrados, Mendenhall se preguntaba cómo alguien podía celebrar la muerte de otro ser humano e incluso odiar tanto a otro. Además, cuestionó ciertos hechos sobre los atentados del 11 de Septiembre. Decir que el ex Steelers hirió susceptibilidades es quedarse corto. La casa deportiva que lo apoyaba cortó casi de inmediato todo lazo con el jugador, quien además tuvo que enfrentar no sólo el enojo del público, sino con sus compañeros de equipo. En un sorprendente giro de eventos, Mendenhall terminó demandando a la casa madre de Champion (empresa que lo vestía) por ser castigado por evocar a sus derechos, defendidos por la Primera Enmienda, que entre otras cosas protege la libertad de expresión.

Les guste o no, sea correcto o no, la fama es parte del éxito y con eso te sometes a vivir bajo la lupa del ojo público. No hay que olvidarse que con gran fama vienen grandes responsabilidades.

Foto: Getty

redes sociales