1 º
Marc, Leishman

-23

2T º
Justin, Rose

-18

2T º
Rickie, Fowler

-18

4 º
Jason, Day

-16

5T º
Jon, Rahm

-15

5T º
Matt, Kuchar

-15

7T º
Jordan, Spieth

-13

7T º
Tony, Finau

-13

9T º
Anirban, Lahiri

-12

9T º
Patrick, Cantlay

-12

9T º
Webb, Simpson

-12

12T º
Brooks, Koepka

-11

12T º
Cameron, Smith

-11

12T º
Chez, Reavie

-11

12T º
Francesco, Molinari

-11

12T º
Kevin, Chappell

-11

12T º
Lucas, Glover

-11

12T º
Pat, Perez

-11

12T º
Sergio, Garcia

-11

20T º
Luke, List

-10

20T º
Philip, Alfred Mickelson

-10

20T º
Ryan, Moore

-10

20T º
Scott, Brown

-10

20T º
Sean, O'Hair

-10

20T º
Xander, Schauffele

-10

20T º
Zach, Johnson

-10

27T º
Bud, Cauley

-9

27T º
Charl, Adriaan Schwartzel

-9

27T º
Charley, Hoffman

-9

27T º
Gary, Woodland

-9

27T º
Keegan, Bradley

-9

27T º
Stewart, Cink

-9

33T º
Bryson, DeChambeau

-8

33T º
Daniel, Berger

-8

33T º
Dustin, Hunter Johnson

-8

33T º
James, Hahn

-8

33T º
Jamie, Lovemark

-8

33T º
Paul, Casey

-8

33T º
Rafael, Cabrera Bello

-8

40T º
Adam, Hadwin

-7

40T º
Brian, Harman

-7

40T º
Hudson, Swafford

-7

40T º
Ian, Poulter

-7

44T º
Brendan, Steele

-6

44T º
Mackenzie, Hughes

-6

44T º
Martin, Laird

-6

47T º
Hideki, Matsuyama

-5

47T º
Justin, Thomas

-5

47T º
Kyle, Stanley

-5

47T º
Russell, Henley

-5

51T º
Grayson, Murray

-4

51T º
Henrik, Stenson

-4

53T º
Bill, Haas

-3

53T º
Kevin, Na

-3

53T º
Kevin, Tway

-3

53T º
Robert, Streb

-3

53T º
Sung-hoon, Kang

-3

58T º
Emiliano, Grillo

-2

58T º
Jason, Dufner

-2

58T º
Rory, McIlroy

-2

58T º
Si, Woo Kim

-2

62 º
Billy, Horschel

-1

63T º
Jhonattan, Vegas

0

63T º
Louis, Oosthuizen

0

65 º
Patrick, Reed

1

66 º
Ollie, Schniederjans

2

67T º
Charles, Howell III

3

67T º
Kevin, Kisner

3

69 º
Wesley, Bryan

4

LPGA Tour

Noticias

Memorias de un inolvidable US Women’s Open 2016

Julio 15, 2016, 11:48 am

Por Nina María Iniestra de la Riva (@Nina_Iniestra)

Clase. Esa es la principal característica que el golf profesional requiere y eso es justamente lo que vimos el pasado fin de semana en el US Women’s Open 2016.

Para quienes desafortunadamente se lo perdieron, no habrá columna ni artículo que pueda resumir perfectamente los sucesos que ocurrieron en CordeValle. Sin embargo trataré de compartirles los momentos más importantes de un inolvidable torneo que quedará para la historia.

Primero: Se Ri Pak, una de las jugadoras más emblemáticas y reconocidas del LPGA Tour, vivió su retiro durante el US Women’s Open. El viernes durante la ronda de despedida, jugadoras como Karrie Webb y Christina Kim la esperaban en el hoyo final para abrazarla y compartir ese momento tan importante.

No podemos olvidar que Pak ha sido un ícono para toda la generación de golfistas coreanas, ya que fue la primera jugadora asiática en entrar al Salón de la Fama en 2007. Con más de 20 victorias en el circuito, entre ellas un épico US Women’s Open 1998, Se Ri ganó cinco majors.

Pak es sin duda un ejemplo de clase, categoría y profesionalismo, y es de las jugadoras que con su retiro deja un legado histórico dentro del LPGA Tour. Sin su ejemplo y su constancia, las coreanas no habrían tenido una oportunidad tan amplia de crecer como lo han hecho desde 2000. Además, la gira no contaría con una amplia gama de patrocinadores del mercado asiático

¡Gracias Pak por una grandiosa carrera y por dejar el legado que dejas!

Nos metemos a lo que pasó el fin de semana

En otros temas, este US Women’s Open tuvo una carga emocional desde el inicio. Entre el retiro antes mencionado, la cantidad de latinoamericanas en cancha, la posibilidad de que Brooke Henderson una vez más diera batalla a Lydia Ko y las polémicas que un major de este tamaño trae consigo, este fue sin duda el torneo más entretenido de 2016.

En lo personal, además del tema de Se Ri, me parece que podemos resumir en tres acontecimientos el campeonato: el extraordinario desempeño de Sung Hyun Park a pesar de la barrera de lenguaje que tenía con su caddie; el magnífico resultado de la mexicana Gaby López (posición 11°); y sobre todo, la polémica que rodeó a Anna Nordqvist con los dos golpes de penalización en su playoff contra la ganadora Brittany Lang (en la foto).

1- Partamos con Sung Hyun Park, que a los 22 años demostró de qué está hecha. Con un último día difícil donde claramente no salió como rotunda ganadora, la surcoreana enamoró a la afición puesto que quedó dentro del Top 5 en un país que casi no conocía, con un caddie que no hablaba coreano y ella sin hablar inglés….ah, y en el torneo femenino más importante del año.

A mi parecer, esto es una muestra de que mientras como profesional tengas firmeza en las decisiones y alta confianza, los resultados pueden ser impresionantes. A pesar de las barreras de lenguaje y de la presión que jugar un major como el US Women’s Open requiere, Park mandó un mensaje claro al mundo: no se detendrá y será una campeona de majors. Lo aseguro.

2. Considero que como seguidores del golf latinoamericano, uno de los temas que más nos compete es estar al tanto de los resultados de nuestras jugadoras. Desgraciadamente, la mayor parte de las latinas que estuvieron en CordeValle fallaron el corte. Empero, la única que lo logró, lo hizo de una forma ex-tra-or-di-na-ria.

Una vez más, Gaby López demostró que tiene el carácter para ser una de las mejores golfistas del planeta. Esto me compartió ella hace unos meses: “yo sé que voy a ser Número Uno del Mundo. No sé cuando vaya a suceder, ni cuánto tiempo me va a tomar, pero lo haré”.

De principio a fin, la mexicana de 22 años demostró que está para pelear de igual a igual con las mejores del LPGA Tour. De hecho, entró a los 18 hoyos finales en el Top 10 y solamente a cinco golpes de la cima del torneo.

Finalmente culminó undécima en California, un lugar histórico si consideramos que apenas lleva seis meses activa en el LPGA Tour. ¿Qué será de Gaby en un año más? Lo único que puedo decir es que verla jugar es un deleite y hablar con una persona de su carácter es un gran honor.

3. Como último punto, no podía faltar el tema de Anna Nordqvist y la polémica de los dos golpes de castigo que recibió durante el desempate contra la maravillosa jugadora norteamericana Brittany Lang. Bien sabemos que el epílogo del torneo dio un giro enorme, ya que en algún momento parecía que las candidatas al triunfo eran Lydia Ko y S.H.Park.

Sin embargo, una combinación de birdies y águilas durante la ronda final, provocaron que el título pendiera entre Anna y Brittany. Al irse a tres hoyos de desempate (16,17,18) las cosas pintaban para un desenlace fabuloso. Lamentablemente, un pequeño e imperceptible error en el búnker del hoyo 17 le costó a Anna perder prácticamente por default.

Todos sabemos qué sucedió: su palo tocó la arena por accidente y la USGA al revisar el video penalizó a la sueca con dos golpes de castigo. Todo perfecto hasta ahí.

El problema fue que la USGA nuevamente esperó mucho tiempo para darle a conocer la decisión a Anna y la razón por la cual se tenía que aplicar el castigo (no fue una vergüenza de proporciones como lo que pasó con Dustin Johnson, pero casi). Le avisaron justo después de ejecutar su tercer tiro en el Par-5 del hoyo 18, algo que claramente afectó su estrategia en la última bandera del desempate.

“La USGA decidió bien sobre mi penalidad. Lo que no me gustó fue el timing, haberme dicho luego de pegar mi tercer tiro en el siguiente hoyo. Eso cambió todo, ya que de haber sabido antes, hubiera jugado todo el hoyo 18 de forma más agresiva”, dijo Nordqvist.

Concluyo lo mismo de la vez pasada con el caso Dustin: la USGA debe de tener un reglamento de ellos hacia ellos, donde en el momento en el que se den cuenta de este tipo de factores avisen a los oficiales y a los jugadores antes de que peguen algún tiro. A mi parecer, la satisfacción para Lang no fue necesariamente la misma al triunfar de esta manera, aunque eso no le quita en nada el crédito que merece su gran victoria en CordeValle.

Sin lugar a dudas, este US Women’s Open fue especial. Y eso que ahora se nos viene el Open Championship, el PGA Championship, Río 2016 y la Ryder Cup.

Como para no despegarse del televisor.

Archivos columnas de Nina Iniestra

redes sociales