1 º
Jon, Rahm

-20

2 º
Tony, Finau

-16

3 º
Justin, Rose

-15

4 º
Henrik, Stenson

-14

5T º
Patrick, Cantlay

-13

5T º
Rickie, Fowler

-13

7 º
Dustin, Johnson

-12

8T º
Alex, Noren

-11

8T º
Gary, Woodland

-11

8T º
Xander, Schauffele

-11

11 º
Patrick, Reed

-10

12T º
Bryson, DeChambeau

-8

12T º
Bubba, Watson

-8

12T º
Justin, Thomas

-8

15 º
Keegan, Bradley

-6

16 º
Jason, Day

-5

17 º
Tiger, Woods

-1

18 º
Hideki, Matsuyama

0

Noticias

PGA Tour

México a la expectativa

Enero 9, 2019, 5:58 pm

Por Fernando Garza (@fergarzagolf)

Inicia el año calendario 2019 con una inmejorable ilusión: mexicanos formando parte del mejor circuito del mundo.

Si bien la temporada 2018-2019 del PGA Tour se puso en marcha con el Safeway Open en octubre pasado en medio de viñas y copas en California, es cierto que inequívocamente enero trae consigo un ánimo renovado por el muy merecido descanso que tuvieron nuestros atletas.

Con el “descanso” a cuestas, toca hablar de las expectativas reales que debiéramos tener sobre estos jugadores en un 2019 que promete ser histórico para nuestro deporte. Lo hacemos como un ejercicio para recordar al público lector algunos elementos:

a) Lo difícil que ha sido llegar hasta donde están estos jugadores.

b) Poner contexto sobre lo complicado que es mantenerse ahí.

c) Contextualizar los diferentes “triunfos” que uno puede obtener en el PGA Tour.

No es nuestra intención pretender juzgar o limitar el camino que los jugadores han de formar en este 2019, al contrario. Nos ilusiona el sólo hecho de pensar en que la victoria es posible. Si llegaron ahí, es porque pertenecen a la élite.

¡Empecemos!

– Carlos Ortiz (77° en la FedEx Cup): Me disculparan si en el texto de esta semana leen la palabra “sorpresa” porque parecerá un poco injusto. Utilizo la palabra con el respeto debido.

Si bien Carlos ha mostrado su talento infinito ganando en el Web.com y otros torneos como profesional, me parece que un triunfo suyo sería, quizás injustamente, catalogado como una sorpresa. ¿Pero saben qué? La madurez en la élite llegó a la vida de Carlos y esto lo acerca a ese selecto grupo de ganadores en el tour.

Varios elementos me emocionan sobre el año que tendrá Carlos. Como padre de familia, la vida le cambió de golpe, trayéndole risas, alegrías y seguramente el desarrollo de una paciencia que no había experimentado jamás. Se le observa a Carlos más tranquilo, centrado, disfrutando de lo que le rodea y valorando lo realmente importante. De complementar su extraordinaria forma física y mental con una semana donde todo su poderío dentro del campo se muestre, seguramente lo veremos muy alto en el tablero de varios torneos.

Si Carlos mantiene su tarjeta para la temporada siguiente, será una temporada buena. Sin embargo, Carlos sabe que algo más es posible este año. A nosotros no nos sorprendería.

– Abraham Ancer (25° en la FedEx Cup): Quizás lo que les ha faltado a las autoridades del Estado donde nació Abraham fue justamente lo que el jugador de Reynosa mostró en 2018: autoridad.

Es el jugador mexicano que está más cerca de formar parte del equipo de la Presidents Cup 2019 (muy, muy factible) y también el más cerca de formar jóvenes con su ejemplo. Humildad, trabajo, el llamado “bajo perfil”. Y no, no hablo solo de su estatura (que se convierte en irrelevante después de ver sus números), sino que de la persistencia y disciplina con la que se ha manejado Abraham desde, quizás, antes de volverse profesional.

El jugador de los Oklahoma Sooners  irrumpió hace algunos años en el mundo profesional y con trabajo silencioso y constante se abrió paso entre los grandes golfistas del orbe. Su espectacular temporada 2018 la cerró con un triunfo memorable en el Australian Open.

Abraham va por todo en 2019 y aquí la sorpresa sería que Abraham no triunfe en el PGA Tour. Mantener su tarjeta es sólo un eslabón que parece importante, pero insuficiente considerando que ya está 25° en la FedEx Cup. Va por más.

¿Imaginan lo que sería verlo ganar en CDMX en un par de meses?

– Roberto Díaz (196° en la FedEx Cup): Como buen veracruzano, a “Bobby” le gusta el sabor, y en el golf y en la vida es igual. Por ello Roberto esperó hasta el último minuto (o mas bien, hoyo), para sellar su vuelta al PGA Tour en las Finales del Web.com Tour. Después de una temporada bastante irregular (ciertamente, en la élite), el jugador consiguió el objetivo primordial: mantener su lugar en la “máxima categoría”.

Con menos presión por ya NO ser novato en el PGA Tour y por sentirse acompañado de los otros jugadores, creo que Bobby tendrá un mejor 2019 que 2018. ¿Otro elemento que me gusta? El balde de confianza que resulta el torneo que jugó con Abraham en Australia (Copa del Mundo) y donde estuvieron cerca de llevarse el triunfo. Bobby ha jugado por México y en México y se le ve inspirado por ello. Jugar a un lado de mexicanos será una ayuda relevante para él.

Me parece que lo primordial es mantener la tarjeta del PGA Tour y, de ser posible, sin tanto sufrimiento. La distancia de los jugadores del Tour es tan pequeña entre sí, que quizás necesitemos tan solo una pequeña racha de putts embocados para que Bobby demuestra lo que ya sabemos: talento le sobra.

– “Camarón” Rodríguez (168° en la FedEx Cup): De entrada, te diría esto: no te atrevas siquiera a sugerir un posible destino para el camarón en el futuro. Nada está escrito. El mismo desafió el suyo y logró lo “imposible”: llegar al PGA Tour.

Hay caminos mas probables que otros, pero ciertamente todos son posibles. Con esa enmienda, José de Jesús no dejó de soñar nunca y en los pasos que tuvo que dar en ambos lados de la frontera mantuvo siempre la frente en alto y el corazón abierto. Trabajó y no se olvidó de su origen, por ello ahora que pertenece a la élite ha regresado a su tierra a pasar una temporada larga buscando recargar energías y renovar esa humildad misma que lo llevó hasta la cima de este deporte.

Para mí, el ver al Camarón mantenerse en el PGA Tour será suficiente para esta primera temporada. Pero… ¿quién se atreve a ponerle límites a este ser humano extraordinario? Yo no (y viéndolo puttear, menos).

Habrá oportunidad más adelante de hablar sobre los mexicanos formando parte de los demás Tours en el mundo, incluyendo el LPGA Tour. Por ahora, solo queda soñar en el PGA Tour esta semana en el Sony Open, en Hawaii.

Y con sabor muy mexicano.

Archivos de columnas de Fernando Garza.

redes sociales